plantación

Hacia una alimentación sostenible para luchar contra el cambio climático

Alimentación Sostenible
16 octubre 2019

El pasado 8 de agosto el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó su nuevo informe “Climate change and Land” sobre la gestión sostenible de los suelos*. Este informe establece claramente el vínculo entre el cambio climático y nuestros sistemas alimentarios. Por una parte, el cambio climático afecta los sistemas alimentarios a través de cambios en la productividad agraria, disponibilidad de agua y la calidad nutricional de los alimentos, con importantes implicaciones en nuestra seguridad alimentaria. Por otra, los sistemas alimentarios tienen un impacto en el cambio climático a través de las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la producción, distribución y consumo de alimentos y, al mismo tiempo, un gran potencial de mitigación. Nuestras elecciones en términos de alimentación son, pues, determinantes para actuar en una situación de emergencia climática y de justicia social a nivel global. Este informe viene a apoyar la visión que tenemos en la Fundación desde nuestro eje de “Alimentación Sostenible”.

La alimentación sostenible, plebiscitada

Los suelos, un recurso vital

La agricultura y la ganadería, fuentes del 23% de las emisiones de gases de efecto invernadero vinculadas a las actividades humanas, son a la vez responsables y víctimas del cambio climático. El informe del IPCC describe un círculo vicioso**: la degradación de los suelos reduce su capacidad de almacenamiento de carbono, que queda liberado a la atmósfera, lo que agrava el cambio climático, que a su vez, repercute negativamente en la degradación de la tierra.
El informe muestra que una gestión sostenible de los suelos nos ayudaría para hacer frente al cambio climático”, estima Hans-Otto Pörtner, ecologista y climatólogo, co-presidente del grupo de trabajo II del IPCC. Valérie Masson-Delmotte, paleoclimatóloga, co-presidente del grupo de trabajo I del IPCC, cita una serie de soluciones entre las cuales figuran, la agroecología, la agroforestería o agrosilvicultura, la diversidad de especies vegetales y forestales y la agricultura ecológica

La alimentación sostenible en el corazón del cambio

El IPCC muestra también que son necesarios cambios en nuestra elección de los alimentos: “Una dieta equilibrada rica en alimentos de origen vegetal como cereales secundarios, leguminosas, frutas y verduras, y los alimentos de origen animal producidos de forma sostenible dentro de sistemas con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, ofrecen buenas posibilidades de adaptación y mitigación al cambio climático”, explica Debra Roberts, co-presidente del grupo de trabajo II del IPCC.

Una transición necesaria

 Estas constataciones refuerzan el balance que nosotros hemos realizado en la Fundación, según el cual nuestra alimentación tiene un impacto en todo nuestro ecosistema: desde la pérdida de biodiversidad al calentamiento global, pasando por el crecimiento de las desigualdades y el deterioro de nuestra salud.

Nuestras acciones

 A través de nuestro eje de Alimentación Sostenible, promovemos un enfoque sostenible, solidario y democrático. Nos esforzamos por hacer emerger prácticas más sostenibles y favorecer el acceso de todos a una alimentación sana, respetuosa de las personas y de los ecosistemas, para acelerar así la transición a través de los proyectos que apoyamos en Francia y en España.

En los últimos años, las señales de advertencia de las organizaciones internacionales sobre las consecuencias del cambio climático han conseguido llegar a la sociedad en general. La agricultura, en España, está buscando soluciones para mantener su producción frente a los efectos ya reales del cambio climático. Esta reacción debe ampliarse a todo el sector de la alimentación y a la sociedad en general – como consumidora de alimentos- para ser efectiva. Las iniciativas que apoyamos señalan algunas de las vías que se pueden transitar para acelerar el absolutamente necesario proceso de cambio hacia un sistema alimentario sostenible, que participe de la lucha contra el cambio climático. Ya tenemos propuestas, espacios y herramientas para actuar. ¡Actuemos ya!” explica Eva Torremocha, responsable del área de Alimentación Sostenible en España.

Iniciativas de impacto

 Frente a la emergencia climática, el desarrollo de iniciativas locales que contribuyan a luchar contra el cambio climático a nivel global es fundamental.  El apoyo de proyectos sistémicos, demostrativos y replicables representa una fuente de inspiración y de pistas para comenzar esta transformación en profundidad.

Desde el 2010 hemos apoyado diversas iniciativas en ese sentido en Francia y España:

  • tanto en la escala de la producción con la Tricyclerie que recupera los nutrientes procedentes de las ciudades para enriquecer los suelos, el GRAB Avignon que gestiona en particular una granja piloto en agro-Ecología La Durette, Agroof que concilia las exigencias de productividad y de respeto de la biodiversidad; la red andaluza de semillas que fomenta el consumo de variedades de frutas y hortalizas más resilientes al cambio climático. Cabe reseñar también la labor de la Fundación Pau Costa que fomenta el pastoreo en zonas forestales para prevenir los incendios, y que promueve la comercialización de la carne obtenida mediante este sistema productivo sostenible, en el territorio en el que se ha producido, reduciendo así al máximo las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.
  • en medio de la cadena a través de Noé Conservation que trata de hacer de los sectores agrícolas franceses auténticas palancas de restauración de los ecosistemas; o la Fundación Emys que acompaña a productores en modelos de custodia del territorio y en la comercialización local de sus productos
  • a nivel de consumo con la Fondation Nicolas Hulot y en particular el proyecto «Mon Restau Responsable» que propone a los restaurantes colectivos abastecimiento sostenible para una alimentación mejor y con menos desperdicios, Health Care Without Harm que concilia la atención de calidad con una estrategia de alimentación sostenible en los hospitales; o el proyecto de comedores escolares de las escuelas infantiles de Pamplona o la red Chef2020 que promueven dietas sostenibles en términos de salud y medioambiente
  • o incluso en estos 3 niveles al mismo tiempo con la Biovallée que establece a nivel de un territorio un sistema de gobernanza para ofrecer a todos los agentes, desde el productor hasta el consumidor, la posibilidad de interactuar para avanzar juntos hacia un sistema agrícola y agroalimentario local más sostenible; o los proyectos Sistemas Alimentarios Territorializados que en España promueven la colaboración de la sociedad civil y la administración en la definición de políticas alimentarias territorializadas

 

*Relativo al “cambio climático, la desertificación, la degradación de los suelos, la gestión sostenible de la tierra, la seguridad alimentaria y los flujos de gases de efecto invernadero en los ecosistemas terrestres”.

**Comunicado de prensa del IPCC del 8 de agosto del 2019

Os invitamos a saber más sobre algunas de estas iniciativas inspiradoras para una agricultura y una alimentación más sostenibles a través de nuestras publicaciones:

2019 100 Iniciativas locales para una alimentación responsable y sostenible

Nuestros Cuadernos “Aprendizajes”:

2019 Sistemas Alimentarios Territorializados

Nuestros Cuadernos “Iniciativas”:

2019 La Transition en actions

2017 La Transition en actions

Y a través de nuestras redes

© Campo Adentro

© La Tricyclerie

© Pau Costa Foundation

© Menjadors Ecologics

© Garuacoop

© Anges Gardins

© Isara Lyon