Caja de Resistencias: un espacio de cuidado y apoyo para los artistas

Arte Ciudadano
1 junio 2021

Lanzamos Caja de Resistencias, una iniciativa que busca ayudar, desde lo pequeño, a artistas que desarrollan su labor fuera de los canales habituales de la creación contemporánea y que han visto afectadas sus trayectorias a consecuencia de la COVID-19. Con este proyecto, diseñado junto con la asociación cultural hablarenarte, queremos tejer también una red de ayuda mutua que vaya más allá de lo económico y que aporte seguridad y apoyo a los y las beneficiarias.

La epidemia de la COVID-19 ha puesto de relevancia más que nunca la situación de precariedad vivida por los creadores y creadoras que desarrollan su labor fuera de los circuitos comerciales más habituales. Por eso, desde la Fundación Daniel y Nina Carasso, y en el marco de nuestro Plan de Recuperación, hemos puesto en marcha el programa Caja de Resistencias, un ilusionante proyecto destinado a dar soporte a creadores y creadoras de diversas disciplinas tales como la danza, la interpretación o las artes visuales y escénicas, entre otras. Esta iniciativa, modesta, pero con la que pretendemos amplificar las resonancias de la creación contemporánea, ha sido posible gracias a la colaboración con la asociación cultural hablarenarte, con quien hemos diseñado el funcionamiento de este programa.

Isabelle Le Galo, directora para España de la Fundación Daniel y Nina Carasso
«
"En estos tiempos tan complejos para el sector cultural, tenemos el deber como instituciones de buscar e innovar en las maneras de sostener las trayectorias artísticas. Ojalá este programa pensado desde los aprendizajes de la pandemia pueda crecer y aglutinar a varias instituciones interesadas en crear pequeños espacios de cuidado y protección que contribuyan a preservar nuestro ecosistema".
»
Isabelle Le Galo, directora para España de la Fundación Daniel y Nina Carasso

El programa nace con dos finalidades; la de dar apoyo económico a veinte artistas que han sufrido las consecuencias de la crisis actual y la de trabajar en una red de ayuda mutua que funcione como un espacio de reflexión y creación de sinergias ante la precarización vivida en el sector.

El apoyo económico se traduce en veinte ayudas de 2.500 euros cada una, concebidas para apoyar a cada artista beneficiario en su trabajo creativo cotidiano. La prestación de esta cantidad se realiza de forma desinteresada, sin que implique a cambio ni la producción de obra ni otros compromisos.

Serán veinte los y las artistas beneficiarios integrantes de una red de apoyo mutuo de la que también participarán los distintos agentes implicados en el proyecto: organizadores, artistas nominadores e instituciones. Con esta red, buscamos complementar las ayudas económicas a través de una serie de recursos tanto materiales (espacio de trabajo, materiales…) como inmateriales, a través del concurso de tantas instituciones como quieran implicarse. Nuestro objetivo es crear un espacio de reflexión sobre formas alternativas de producción, circulación y disfrute para una creación contemporánea que sea socialmente relevante.

publica21 27ene La Fabrica Alta15
«
“Han sido muchos los creadores y creadoras que, al realizar su trabajo al margen de los circuitos habituales del arte, han visto agravada su precariedad en el último año. Se trata de una ayuda modesta, que funciona a través de la innovación social, donde arrimamos el hombro varios agentes: la Fundación, que ha creado este tipo de ayudas como reacción a la pandemia, y hablarenarte, con quien hemos diseñado el planteamiento general y quien desarrolla el proyecto”.
»
Carlos Almela, responsable de la línea Arte Ciudadano - España

Los y las artistas beneficiados por esta Caja de Resistencias han sido elegidos tras un proceso desarrollado en dos fases. En la primera se siguió un procedimiento de nominación entre pares. Solicitamos la participación de seis artistas consagrados provenientes de distintas disciplinas y cuya práctica artística destaca no solo por su excelencia sino también por su capacidad de crear lazos con la comunidad creativa de otras generaciones. Estos seis artistas contribuyeron de forma desinteresada pre-seleccionando a un total de treinta personas posibles beneficiarias de estas ayudas. 

Han contribuido al proceso de pre-selección los/as creadores/as: María Ruido (imagen/audiovisual), Cristina Pato (músicas tradicionales), Niño de Elche (música experimental), Los Torreznos (performance/arte de acción), Teresa Margolles (artes visuales) y Guillermo Weickert (danza).

Foto_AndrésPinoBueno_MPNEUFER_BárbaraBañuelos
«
“Esta iniciativa es (o esperamos que lo sea) un ejemplo e inspiración para otros. Esperemos que tanto desde el sector privado como desde la administración pública se visibilice y se entienda el papel que se ha de jugar en apoyar, fomentar y construir la cultura desde sus bases, que son los artistas y creadores”.
»
Guillermo Weickert, coreógrafo, bailarín y actor. Artista nominador.

Finalmente, en una segunda fase, distribuimos los currículos y dossieres de los treinta artistas nominados entre los miembros de un comité de instituciones afines que compartió sus perspectivas sobre la situación y propuestas, como la puesta a disposición de los artistas beneficiarios de sus recursos materiales o inmateriales. Este comité fue el encargado de realizar la selección final teniendo en cuenta criterios como la igualdad de oportunidades, la distribución de las ayudas por todo el territorio español, la dificultad para acceder a los circuitos de financiación habituales o su capacidad para adaptarse y experimentar a partir del incierto contexto actual.

Han participado en este comité de instituciones afines: Mª José Magaña (responsable de Artes Visuales, Instituto Cervantes), Ángeles Albert (Directora de la Academia de España en Roma), Elena Carmona (coordinación artística, Centro de Danza y Artes Vivas Graner), Tania Pardo (Subdirectora del CA2M), Alfredo Puente (comisario, Fundación Cerezales Antonino y Cinia) y Fátima Sánchez (Directora del Centro Botín), además de representantes de la Fundación Daniel y Nina Carasso y hablarenarte.

Con este procedimiento hemos conseguido que los criterios no se vean reducidos únicamente a un factor económico, sino que además influyan otros factores difícilmente cuantificables en otro tipo de procesos. Así, ponemos también de relevancia una situación de indefensión que puede no sólo no revertirse sino incluso acelerarse en los próximos años.

Configuramos así Caja de Resistencias como una iniciativa temporal basada en la solidaridad dentro de la comunidad artística dedicada a desarrollar su labor en diálogo con la sociedad. Este proyecto servirá para ayudar económicamente a aquellos miembros que requieran de este apoyo puntual en el contexto de la crisis sanitaria, económica y social levantada por el COVID-19. La iniciativa se enmarca, así, dentro del trabajo llevado a cabo por la Fundación en la línea de Arte Ciudadano, sumándose a una serie de medidas que vienen a aliviar la situación crítica en la que se encuentra inmerso el sector como consecuencia de la crisis global desatada en 2020.

El Palomar_alta
«
“Hacen falta medidas de soporte más sostenibles, que generen una red más estable de creación e investigación, pero sobre todo que podamos mostrar nuestra obra y que la rentabilidad de esta sea beneficiosa para espacios y artistas. Esto es lo más importante para que una carrera se pueda desarrollar y, a la vez, sea rentable para los espacios privados y entidades públicas”.
»
Rocío Guzmán, performer, cantante y una de las artistas beneficiarias

Los/as beneficiarios/as de Caja de Resistencias son: 

Sara Agudo Millán, artista e investigadora, Barcelona
Pilar Álvarez, video-creadora y educadora, Madrid
Bárbara Bañuelos, música, investigadora y creadora escénica, Madrid
Raúl Cantizano, guitarrista experimental, Sevilla
Ximena Carnevale, directora, coreógrafa y bailarina, Málaga
Ámparo de Gata, actriz y dramaturga, Madrid
Duo Athrodeel, grupo musical, Barcelona
E1000, artista urbano, Madrid
El Palomar, colectivo dedicado a la producción, investigación, memoria, encuentro, exhibición, diálogo y visibilidad política, Barcelona
Rocío Guzmán, performer y cantante, Sevilla/Jaén
Susana Hernández (Ilya), compositora, productora de música electrónica y dj
Pablo Marte, artista, escritor e investigador, Bilbao
Laura Marte, artista visual e investigadora, Mallorca
Pepe Murciego, artista visual, performer y editor experimental, Madrid
Ugia Pedreira, artista, cantautora y activista cultural, A Mariña, Galicia
Paloma Peñarrubia, compositora, artista multimedia y activista cultural, Málaga
Rosa Romero, actriz y creadora escénica, Málaga/Sevilla
Rafael Suárez, artista visual y performer, Madrid
Mª del Mar Suárez La Chachi, actriz y bailaora, Málaga
Glenda Zapata, artista visual, Madrid

Créditos de las fotos: El Palomar, Mª del Mar Suárez La Chachi, Andrés Pino Bueno / Bárbara Bañuelos, Paloma Peñarrubia, Tomás Cantizano / Raúl Cantizano, Juan José Palenzuela / Ximena Carnevale, Rocío Guzmán.