tiina-demoday-2a-edicion-jesus-umbria-120-1024x683

Descubrimos en el Demo Day los proyectos finalistas de la segunda edición de Tiina

Filantropía
5 marzo 2024

El pasado 28 de febrero conocimos a los siete proyectos finalistas del programa Tiina de este año, en una ceremonia en la que anunciamos también los cinco proyectos que acceden al fondo de inversión de 220.000 euros y 30.000 euros en subvención. Este programa cuenta con la colaboración estratégica de la Fundación Ship2B y tiene como objetivo acompañar y financiar proyectos que promueven la transformación social hacia una sociedad más ecológica, justa e inclusiva a través de la alimentación sostenible y el arte ciudadano.

La segunda edición del programa Tiina ha concluido con un nuevo Demo Day en el que los siete proyectos finalistas han presentado sus propuestas de crecimiento, objetivos y expectativas a cinco años para su rendimiento.  Durante el encuentro se comunicaron las cinco entidades que accederán al fondo de inversión de impacto propio del programa: Ecocentral, Fundació Mescladís, Fundació Mas Albornà, Cross Border Project y ConArte Internacional. Además de ellas, también han participado en la última fase de acompañamiento del programa otras dos iniciativas: Azolla Project y Conciencia Afro.

Corporativas Fundación Daniela & Carasso_ALTA-5154 ret
«
“Este programa de inversión nació con el reto de fortalecer la sostenibilidad económica e impulsar el impacto de proyectos que contribuyan a la transformación social desde el Arte Ciudadano y la Alimentación Sostenible. También con el deseo de generar aprendizajes que nutran el ecosistema de la inversión de impacto y fomenten la venture philanthropy en España”.
»
Lucía Casani, directora general para España de la Fundación Daniel y Nina Carasso.

Los resultados obtenidos en las dos primeras fases han sido muy positivos e inspiradores, demostrando un progreso mucho mayor de lo esperado. Por ello, la inversión de impacto de la tercera fase, en forma de préstamos blandos, es solamente una parte más de Tiina, un programa llevado a cabo por la Fundación Daniel y Nina Carasso y la Fundación Ship2B. “Cada vez más, estamos trabajando en la línea de Venture Philantrophy a través de diferentes programas. Es increíble ver cómo salen los proyectos de Tiina. Gracias a un trabajo muy intenso consiguen una gran evolución”, señaló Guillermo Ricarte, director general de la Fundación Ship2B.

El programa de inversión de impacto Tiina se desarrolla en dos fases, tal y como explicaron en el evento Pilar Martínez, responsable de programas de Alimentación Sostenible de la Fundación Daniel y Nina Carasso en España, y Anna de Gea, Program Manager de Tiina en la Fundación Ship2B.

En la segunda edición, a la que se presentaron 100 proyectos, de los cuales 14 fueron seleccionados para la primera fase, en la que se realizó un diagnóstico y se mejoraron sus propuestas. De todos ellos, siete pasaron a una segunda fase de seis meses, consistente en un programa intensivo de aceleración en el que se trabajó en torno al modelo de impacto y al modelo de negocio a través de talleres de formación. La experiencia a lo largo del proceso es muy positiva, tal y como refleja la encuesta de evaluación, según la cual el 93% de los proyectos recomienda participar en el programa a otras entidades.

Corporativas Fundación Daniela & Carasso_ALTA-5328
«
“Esta segunda edición nos demuestra que Tiina es una programa que invita a los proyectos a repensarse y a desarrollar estrategias para impulsar su impacto y sostenibilidad económica, pero también a generar comunidad: permite establecer nuevas conexiones, compartir miradas, nuevas ideas y energías entre los proyectos".
»
Pilar Martínez, responsable de programas Alimentación Sostenible - España

Siete proyectos de alimentación sostenible y arte ciudadano

En el Demo Day, tras conocer los principales datos y aprendizajes de esta segunda edición, se dio paso a conocer a los proyectos seleccionados en la segunda fase de Tiina, que tomaron el escenario para presentarse. Cada equipo profundizó en la esencia de sus propuestas innovadoras, revelando el valor de las mismas para transformar el futuro. Compartieron no sólo sus sueños, sino también las necesidades financieras para materializarlos.

Comenzó la entidad de Mescladís, que tiene como objetivo formar en hostelería a personas en riesgo de exclusión social y con especial dificultad para acceder al mercado de trabajo (migrantes, refugiados, mujeres víctimas de violencia de género, etc). “En este último año con Tiina hemos identificado que debemos consolidar el modelo actual de restaurantes, mejorar la comunicación, posicionarnos como la referencia de catering y mejorar la penetración en sectores empresariales a través de formación y talleres”, explicó Martín Habiague, director de la fundación.

Siguió el turno de Azolla Projects, presentado por Orson Acosta, CEO y fundador de la empresa. Esta iniciativa puso sobre la mesa la soberanía alimentaria como un progreso necesario para mantener más tiempo el planeta tal y cómo lo conocemos. Para ello, tienen tres líneas de negocio basadas en la agricultura regenerativa, en la curación de la tierra a sí misma: Azolla regenerative carbon program (con agricultores), Azolla regenerative insetting (con empresas) y Azolla regenerative transition (servicios de consultoría).

En tercer lugar, la Fundació Mas Albornà estuvo representada por Joan Clotet, director ejecutivo, y Cristina Barbacil, directora de comunicación. Este proyecto es la primera charcutería con impacto social, que ha transformado un obrador tradicional en un centro de generación de empleo de personas vulnerables en elaboración de embutidos que acusaron el triple objetivo de reducir la tasa de paro de las personas con discapacidad, mejorar el relevo generacional de los negocios y el aumento de calidad en los alimentos.

El último proyecto de la línea de Alimentación Sostenible fue Ecocentral, cuyo fundador, Alejandro Guzmán, explicó que llevan trabajando desde 2007 como una central de compras eco para colectividades, llegando a repartir más de 3 millones de menús en el curso pasado. El impacto es la mejora inmediata de la alimentación de escolares, ya que en los centros predominan los productos agroindustriales y Ecocentral busca mejorarlos facilitando la distribución de los productos agroecológicos.

ConArte Internacional, a través de su proyecto Planters, fue la primera iniciativa de Arte Ciudadano presentada en el Demo Day. Marcela Otárola, directora de la asociación, detalló el impacto que tiene el trabajo que realizan desde ConArte Internacional. No sólo se ha tenido influencia en estos 10 años de recorrido en más de 10.000 niños y niñas, sino que también se ha impactado en docentes, artistas y en los equipamientos culturales que reciben nuevos públicos. “Niños y niñas quieren más actividades artísticas porque se sienten más parte de una comunidad. Y un niño o niña que se siente parte de una comunidad es un adulto comprometido”, concluyó Otárola.

Continuó con las presentaciones Yeison García López, director de Espacio Afro, sede del proyecto Conciencia Afro. Esta iniciativa tiene como objetivo solventar las dificultades identificadas entre las personas afrodescendientes afincadas en Madrid, que afectan a sus derechos políticos, económicos, sociales y culturales. Para conseguirlo, propuso un modelo de negocio basado en servicios a terceros a través de formación, proyectos propios como festivales y un reforzamiento del tejido asociativo a través de subvenciones. “Tenemos que seguir regando, nos consideramos un proyecto semilla, y para eso necesitamos apoyo financiero para que la comunidad siga creciendo y sea reconocida por la sociedad a la que pertenecen”, aseguró García.

En último lugar, Lucía Miranda, directora de Cross Border y Ángel Perabá, arte-educador en el proyecto, presentaron esta iniciativa cultural compuesta por una compañía de teatro, una escuela de teatro aplicado y una cocina para investigar y desarrollar proyectos. Lo hicieron con el ejemplo de la evolución de dos personas que participaron en sus primeros talleres y han terminado dedicándose a las artes escénicas. Su objetivo es solventar la “desconexión» patente entre los centros de artes escénicas y sus entornos, al tiempo que la diversidad que existe en la sociedad no está representada en los escenarios. Lo que no se narra, no existe”, aseguró Miranda. Los objetivos a conseguir son ampliar productos en mediación y formación, incorporar nuevos arte-educadores, fortalecer y fidelizar clientes, incorporar un nuevo gerente y diversificar sus ingresos a través del fundraising.

Las cinco entidades que acceden al fondo de inversión

Tras la presentación de los siete proyectos que pasaron a la segunda fase, Lucía Casani anunció las cinco entidades que recibirán la financiación de 250.000 euros. En Alimentación Sostenible, Ecocentral y Fundació Mescladís recibieron 75.000 euros respectivamente, y se otorgaron 40.000 euros a Fundació Mas Albornà.

En Arte Ciudadano, Cross Border Project y ConArte Internacional obtuvieron una financiación mixta, recibiendo ambos préstamos de 15.000 euros, complementados con  15.000 euros de subvención porque “el ecosistema de arte ciudadano es muy incipiente en cuanto a la generación de proyectos que alían impacto transformador y sostenibilidad económica”, aseguró la directora general para España de la Fundación Daniel y Nina Carasso, “las subvenciones están destinadas a acabar de consolidar los modelos de negocio de estas organizaciones para impulsar su autosostenibilidad y rentabilidad, con el fin de que puedan soportar préstamos sin el respaldo de la filantropía”. En la selección final se intentó equilibrar el número de iniciativas de arte y alimentación, así como la sostenibilidad a largo plazo y su proyección en el ecosistema.

Una mesa redonda con mucho para compartir

Cuatro proyectos, seleccionados por su diversidad, formaron parte de una mesa redonda moderada por Julia Sánchez, directora de la Fundación Albéniz. Participaron en ella Marcela Otárola (ConArte Internacional), Cristina Barbacil (Fundació Más Albornà), Alejandro Guzmán (Ecocentral) y Javier Jiménez (Aptent). Todos coincidieron en que el proceso es duro e intenso, pero transformador. “Hemos pasado de la pubertad a la madurez en este proceso, a tomarnos en serio el proyecto y pensar el futuro”, aseveró Guzmán (Ecocentral).

“Nos ayudó a centrarnos de nuevo en el impacto, reforzando nuestra estrategia, a ampliar el equipo, y a contar con más recursos para el marketing”, recalcó Javier Jiménez, del proyecto Aptent, participante de la primera edición del programa, ofreció una visión de lo que ocurre después de recibir el préstamo del fondo de inversión de impacto de Tiina. “No es un préstamo cualquiera, es un préstamo con orgullo de pertenecer a una comunidad con los mismos objetivos.”

Por su parte Otárola (ConArte Internacional) invitó a participar a todas las iniciativas que necesiten definir el impacto, pero teniendo en cuenta un requisito importante: “Sólo hay que tener claro que no puedes presentarte en solitario, sino que se necesita de un equipo.” Asimismo, Barbacil (Fundació Mas Alborná) aseguró que el programa es bueno “para cualquier entidad social que esté en un proyecto iniciado y quiera escalarlo, pero que no sepa cómo hacerlo: Tiina ayuda a darte cuenta de tu situación y cuál es el camino que debes seguir.”

En síntesis, su participación en Tiina se condensa en cuatro conceptos: cambio de mentalidad, honor, aprendizaje, ubicación e impulso. 

Hacia la tercera edición de Tiina

Además, el cierre y colofón del evento sirvió para anunciar el inicio de la convocatoria de la tercera edición del programa Tiina. Startups, empresas sociales y entidades del tercer sector pueden inscribirse hasta el 28 de abril de 2024 en la página web de Tiina, en la que pueden encontrar toda la información para enviar su candidatura. Para resolver cualquier duda de estos potenciales proyectos participantes, habrá dos sesiones online, un webinar el 14 de marzo a las 9:30 h y otro el 4 de abril a la misma hora.

Después de dos fructíferas ediciones y una inversión de impacto de un total de 380.000 euros a través de préstamos blandos, ocho proyectos basados en Alimentación Sostenible y Arte Ciudadano han mejorado su capacidad para dar respuesta a los problemas sociales y cumplir con sus compromisos financieros. Además, el programa se ha extendido a la Fundación Daniel y Nina Carasso en Francia, quién ha seleccionado y financiado otros cinco proyectos de impacto social. Así, nuestro trabajo para impulsar la transformación social crece poco a poco y edición tras edición, generando una gran sinergia entre todas las entidades participantes.