Proceso de selección

Ya sea por convocatoria de proyectos o por proyecto piloto, la Fundación Daniel y Nina Carasso dispone de un único proceso de selección. El proceso de selección de los proyectos consta de cuatro etapas: entrega de la solicitud de subvención, preselección, análisis y validación.

La preselección

Una vez recibido el proyecto, el equipo de la Fundación Daniel y Nina Carasso, junto con sus asesoras y asesores, preseleccionan los proyectos, con el fin de evaluar la adecuación del proyecto y del organismo que lo presenta a los criterios de la Fundación (criterios generales obligatorios, criterios específicos de un programa).

La instrucción

Los proyectos preseleccionados pasan a la fase de instrucción: un asesor o asesora independiente, experta en el tema del que se trate, efectúa un examen en profundidad de la solidez del organismo y del mismo proyecto, en relación a los objetivos y a los criterios de la Fundación. La persona experta que asesora a la fundación visita a la entidad o la entrevista en profundidad por teléfono, para responder a cuestiones complementarias. Con los elementos recogidos, elabora un informe que remite al equipo de la Fundación, junto con sus recomendaciones.

La selección

Los proyectos preseleccionados, una vez instruidos, se remiten al Comité científico de Alimentación sostenible o al jurado de la convocatoria. Este órgano puede emitir una recomendación tanto de apoyo o no como de modificación del proyecto (revisión del planteamiento, de las acciones del proyecto o del presupuesto). 

La validación

La decisión final de apoyar o no el proyecto queda en manos del Comité Ejecutivo de la Fundación Daniel y Nina Carasso, que se reúne cada dos meses aproximadamente. El Comité ejecutivo toma en cuenta la opinión del equipo de la fundación, así como las recomendaciones de la persona que instruye el dossier y del Comité o jurado, quedando sin embargo libre en su valoración final.